¿Cómo se hace un análisis FODA eficaz?

El análisis FODA es una técnica útil para comprender tus fortalezas y debilidades, y para identificar tanto las oportunidades que se te presentan como las amenazas a las que se enfrenta.

Representa una herramienta metodológica diseñada para ayudar a los trabajadores y las empresas a optimizar el desempeño, maximizar el potencial, gestionar la competencia y minimizar el riesgo. Se trata de tomar mejores decisiones, tanto grandes como pequeñas. Puede ayudarte a determinar la eficacia de algo tan pequeño como la introducción de un nuevo producto o servicio o algo tan grande como una fusión o adquisición.

Puedes utilizar un análisis FODA de dos formas predominantes: como un simple rompehielos que ayuda a las personas a reunirse para “iniciar” la formulación de la estrategia, o de una manera más sofisticada como una herramienta táctica seria en el sentido competitivo.

Lo que hace que el FODA sea particularmente poderoso es que, con un poco de pensamiento, puede ayudarte a descubrir oportunidades que estás bien posicionado para aprovechar. Y al comprender las debilidades de tu negocio, puedes administrar y eliminar amenazas que de otro modo te tomarían desprevenido.

Más que esto, al observarte a ti mismo y a tus competidores utilizando el marco FODA, puedes comenzar a diseñar una estrategia que te ayude a distinguirte de tus competidores, de modo que puedas competir con éxito en tu mercado.

análisis FODA

Ten en cuenta que creo que el análisis FODA definitivamente debe usarse junto con el mercado y los análisis competitivos y es mejor cuando se realiza siguiendo estos esfuerzos.

Una vez que hayas identificado el tema de tu análisis FODA, es hora de comenzar. FODA consta de cuatro componentes: fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas. Estos cuatro componentes están organizados en dos categorías: internos y externos. Es decir, busca internamente fortalezas y debilidades, y busca externamente oportunidades y amenazas.

Fortaleza

Una vez que hayas identificado el tema de tu análisis (por ejemplo, ¿deberíamos agregar un producto x a nuestra línea?), Es el momento de identificar tus puntos fuertes. La calidad y la fiabilidad, por ejemplo, siempre deben ser puntos fuertes de cualquier organización. Más específicamente, Charlie Ioannou define las fortalezas como “los recursos y capacidades que se pueden utilizar para desarrollar una ventaja competitiva”

Esto nos lleva al aspecto quizás más importante de la evaluación de Fortalezas: es imperativo que analice tus fortalezas (y debilidades) en relación con tus competidores. En otras palabras, ¿cuáles son las características únicas de tu empresa (una empresa bien establecida con una marca de confianza establecida, menores costos de producción, servicio al cliente superior, mayor presencia en la web, etc.) que le proporcionarán una ventaja competitiva? Identifícalos y habrás identificado tus puntos fuertes.

Como diseñar un sitio web de manera profesional

Debilidades

Ahora identifica tus debilidades. Cuanto más honesto seas aquí, mejor. Una forma de pensar en la debilidad es la ausencia de fuerza. Por lo tanto, los elementos de tu modelo de negocio que no identificaste como fortalezas anteriormente son el primer lugar para buscar debilidades. El flujo de caja, el reconocimiento de marca, los presupuestos de marketing, las redes de distribución, la antigüedad de tu empresa, etc. son aspectos a considerar al evaluar las debilidades. La idea aquí es que convertirás estas debilidades en fortalezas. Sin embargo, hacerlo requiere una evaluación honesta de dónde debes mejorar tu empresa.

Ahora que has buscado internamente fortalezas y debilidades, es hora de buscar externamente oportunidades y amenazas. Las oportunidades y amenazas interactúan de manera similar a las fortalezas y debilidades. Es decir, se basan en dinámicas similares (externas, en este caso) para evaluar si crean oportunidades o amenazas para tu negocio.

Oportunidades

Aquí es donde identifica las oportunidades de crecimiento, mayores márgenes y mayor participación de mercado. Una vez más, es imperativo evaluar las oportunidades en relación con la competencia. ¿Qué oportunidades tiene para distinguir a tu empresa de tus competidores? ¿Qué oportunidades puedes identificar para ofrecer un servicio o producto similar con una calidad superior o un precio inferior al de la competencia? ¿Cuáles son las necesidades de tus clientes que su campo no aborda actualmente?

La tecnología es un factor externo que siempre presenta nuevas oportunidades y, como veremos, nuevas amenazas. ¿Qué innovaciones tecnológicas abren nuevas oportunidades para que tu negocio reduzca costos, acelere la producción, comercialice de manera más efectiva o mejore el servicio al cliente?

La clave de las oportunidades es que hay que actuar en consecuencia. Recuerda, si no actúas, tus competidores lo harán.

Amenazas

Por último, ¿en qué áreas está en riesgo tu empresa? ¿Tu competidor está desarrollando un producto para competir con uno de los tuyos? ¿Existe una empresa nueva o más grande que esté robando a tus mejores empleados? Todas estas son amenazas para tu negocio.

Harvard Business Reviews define las “amenazas” como “posibles eventos o fuerzas fuera de tu control que tu empresa o unidad necesita planificar o decidir cómo mitigar”.

¿Qué pasa con la nueva legislación? ¿Una nueva ley o una propuesta de ley amenaza tus costos de producción? ¿Qué pasa con las nuevas leyes fiscales? Un sí a cualquiera de estos equivale a una amenaza.

Por último, así como la innovación tecnológica puede brindar una oportunidad; también puede representar una amenaza.

Suscríbete a mi canal de YouTube 👇🏼

análisis FODA sus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *