digitalización para tu empresa

7 pasos que debe tener una estrategia de digitalización para tu empresa

Los siete pasos de la estrategia de digitalización se describen aquí. Cada paso requiere un inventario limpio del tema respectivo y un objetivo claro. Cada paso afecta a los demás. Esto crea una imagen general de la empresa.

Esto requiere una intensa discusión y coordinación dentro de la empresa para finalmente llegar a una estrategia de apoyo conjunto que también se implemente. La implementación ya está incluida en gran medida en los siete pasos. Porque se crean las condiciones y se incluyen todos los factores de éxito.

Los siete pasos deben trabajarse inicialmente en este orden. A esto le sigue un proceso iterativo en el que se crea la imagen general de la empresa digital. Porque los temas están ubicados en diferentes áreas de la empresa que hay que unir.

1. Discurso principal.

Los principios rectores, o visión, describen la dirección de la empresa. Esto debe verificarse y ajustarse a la luz de la digitalización. ¿Qué quiere representar la empresa en el futuro? ¿Cómo se deben generar los valores? Esto da como resultado pautas lógicas para el desarrollo de la estrategia, es decir, límites o nuevas posibilidades. Definir estos principios rectores es una tarea de la alta dirección.

2. Estrategia.

La dirección estratégica de la empresa debe ser a largo plazo. Para ello es fundamental entender los cambios en el exterior, por ejemplo con clientes, proveedores, competidores. También requiere una comprensión de los cambios internos, como los efectos del cambio demográfico. Esto crea escenarios y luego una imagen clara de cómo debería ser la empresa en el futuro.

Esto determina qué medidas se requieren en el camino. Los pensamientos sobre estrategias en la red y sobre estrategias de plataforma pertenecen a este punto. Porque la digitalización desafía los modelos comerciales establecidos y permite estrategias de crecimiento completamente nuevas.

3. Procesos.

Hoy en día, los procesos suelen ser el foco principal de la digitalización, ya sea en producción o administración. Pero, ¿cómo se ven los procesos hoy? No ayuda a digitalizar los malos procesos. Por supuesto, la digitalización hace superfluo mucho trabajo manual. Según estimaciones, alrededor del 50% de los procesos en las áreas de la empresa relacionadas con la administración pueden ser manejados de forma inmediata y completamente electrónica.

Por lo tanto, es beneficioso hacer un balance de los procesos centrales actuales y los procesos de apoyo. Junto a la estrategia y nuevas posibilidades técnicas, se crea una imagen objetivo de los procesos en toda la empresa. Esto se refleja luego en las estructuras.

4. Estructuras.

La estructura organizativa se basa en los procesos de la empresa. La digitalización conlleva muchos cambios, como el desmantelamiento de jerarquías o departamentos enteros o áreas de responsabilidad. O se fusionan áreas de responsabilidad.

Aquí es importante no regatear por posiciones, sino hacer lo que es objetivamente necesario. De una forma u otra, el cambio demográfico exige un endurecimiento de las jerarquías, porque habrá escasez de empleados y gerentes. Muchas empresas ya lo están sintiendo muy claramente en la actualidad.

5. Competencias.

Las habilidades digitales son raras en muchas empresas. Aquí, también, el punto de partida es un inventario. Se determinan las brechas y se determina la necesidad de cualificación. Esto no es solo de naturaleza digital.

Se trata también de trabajar de forma independiente o posibilidades de trabajo descentralizado (home office), así como afrontar riesgos y cambios. Aquí las interacciones entre los pasos individuales se vuelven muy claras.

Para muchas empresas, es un desafío habilitar digitalmente a una gran cantidad de empleados, ya que un intercambio simplemente no es posible en muchos lugares.

6. Cuerpo de Personal.

El cuerpo humano, es decir, la suma de todos los empleados de las empresas, está en constante movimiento incluso sin digitalización, dependiendo de la edad media y los perfiles laborales.

El cambio demográfico alcanzará su punto máximo alrededor de 2026. Los gerentes en particular se vuelven raros. ¿Qué mano de obra se requerirá en el futuro para asegurar el éxito de la empresa? No únicamente qué perfiles, sino también qué estructura de edad, qué capacidad de cambio e innovación.

Idealmente, se lleva a cabo un enfoque estrictamente basado en datos con la ayuda de una planificación estratégica de la fuerza laboral (estado objetivo) y con un análisis prescriptivo (medidas adecuadas con monitoreo). Esto asegura la confiabilidad al operar y hace posibles predicciones precisas.

7. Cultura.

La cultura corporativa es un factor de éxito decisivo para la estrategia e implementación de la digitalización. Si hay silos y pensamiento e intereses individuales, este es un gran obstáculo, porque la digitalización crea transparencia y requiere una cooperación global. La apertura a cosas nuevas, el aprendizaje y el manejo constructivo de los errores deben estar anclados en una cultura de promoción digital.

Cada uno de estos siete pasos requiere conocimientos y habilidades de toma de decisiones muy diferentes. Por lo tanto, se requiere un equipo multifuncional con un administrador de proyectos claro para el desarrollo de la estrategia de digitalización.

Deja un comentario